An Excerpt of a Book I'll Never Write: Eres Como Alcohol en mis Heridas

Es la 1:19 de la mañana y estoy cubierta de tinta y solo estoy intentando de convertirte en un poema, o arte, o un dibujo, o algo que sea mío. Solo quiero convertirte en algo que no me duela ver, porque en este momento, tus pupilas queman huecos en mi alma. Pero mis ángulos están mal hechos, mis palabras no tienen vida, mis manos no paran de temblar y no sé si es el frío de este cuarto oscuro o el frío dentro de mi.

Eres imposible. Eres imposible de mantener en un papel porque nada es eterno y he aprendido que nada me va a llenar lo suficiente para mantenerme feliz, ni las promesas vacías que te pasas rompiendo como la punta de mi lápiz, como mi corazón cuando me doy cuenta de que no soy lo suficiente para que dejes de hacerme este daño interno. Para que dejes de olvidar el dolor detrás de mis sonrisas fingidas, detrás de mis ojos que gritan auxilio, pero sólo reciben un saludo de tu ignorancia. 

 

-V.L.